La Inteligencia Emocional, es una herramienta necesaria en todas las etapas de la vida, pero tal vez en “edad dificil” por la que pasan nuestr@s jóvenes coincidiendo con su incorporación a la Eduación Secundaría Obligatoría, hace especialmente valioso este libro escrito desde la práctica diaria y con un montón de propuestas para que lso educadores las podamos poner en práctica, pero además tienen la intención de que “el educador se enriquece a sí mismo al educar en emociones”.