En el Aula de Educación Especial, mi compañera de trabajo Elsa Galeote, lleva semanas practicando esta relajación guiada con nuestro alumnado con una edad entre los 12 y 15 años en el Instituto Público de Alhama donde trabajamos.

Son tanto niños como niñas, pero especialmete ellos son los más “revoltosos” de todo el IES… Os estoy hablando de alumnado con Adactaciones Curriculares Significativas por distintas causas.

Todos los días después del recreo entran en el aula, se situan en sus sillas de forma relajada, espalda recta, manos sobre las rodillas, … y esperan a que la música suene para ir cerrando los ojos y seguir esta (u otro) relajación que les propone mi compañera.

Del ajetreo del que llegan tras el recreo, en pocos minutos se calman y se llena la clase de paz.

Son cada vez más el profesorado que está introduciendo estas tecnicas en sus clases, como un intrumento para encontrar a las “presonas” que hay tras nuestro inquieto alumnado y ser un medio eficaz para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje.