El Gran Salto … de la Ranita Sorda

Esta Ranita tenía suerte, mucha suerte, su pequeño defecto físico, le permitía CREER y entender cosas distintas de las que “el gran grupo” le decía…

Pero la verdad es que no son las voces de los demás las que RESUENAN en NUESTRO INTERIOR cuando queremos REALIZAR ALGO, cuando QUEREMOS CREAR.

En nuestro interior encontramos ese “PARA QUÉ”, que nos IMPULSA a realizar NUESTROS SUEÑOS…

Así que YO, COMO UNA RANITA SORDA… he decido SALTAR  CON ELLA … ¿TE SUMAS TU TAMBIÉN?

¡¡¡ Verás como todo cambia !!!

Quizás le interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *